Evolución Blockchain a protocolo IOTA

IOTA se basa en los principios de blockchain, sin embargo, blockchain tiene como limitante la escalabilidad en las operaciones.

22 enero, 2019

El protocolo de IOTA es una tecnología de código abierto que apunta a generar un sistema para una nueva economía libre. Por otro lado, usa la Tecnología De Contabilidad Distribuida (DLT por sus siglas en inglés), dejando atrás el convencional Blockchain (cadena de bloques)[1].

Te puede interesar: El internet de las cosas revoluciona nuestra forma de interactuar con el mundo.

De esta manera, esta tecnología trabaja con el IoT (Internet of Things) o el Internet de las cosas. Un concepto que podemos comparar con el funcionamiento de nuestro cerebro y sus conexiones neurológicas.

¿Cómo funciona el protocolo IOTA?

IOTA se basa en los principios de blockchain, sin embargo, blockchain tiene como limitante la escalabilidad en las operaciones. Mientras más entes o transacciones se agreguen a la cadena de bloques más tardarán en aprobarse. Por consiguiente, decimos que solo se pueden realizar 7 transacciones máximo por segundo, mientras que con IOTA las transacciones son más rápidas y escala a 500 por segundo.


Estructura protocolo IOTA vs Blockchain

Por lo tanto, lo que hace diferente a IOTA frente al resto de criptomonedas es que es la primera fuera del sistema Blockchain. Por otra parte, usa Tangle, una plataforma de nodos interconectados en la que basa su funcionamiento.

Singularidades de IOTA[2]

  • En IOTA no existe minería como en otras criptomonedas: Esto significa que la resolución de problemas matemáticos que verifican transacciones. Como en Bitcoin, no se puede hacer libremente, sino que solo la hacen los usuarios que quieren operar con IOTA.
  • Esta verificación se puede hacer con cualquier smartphone u ordenador: Por este motivo, no es necesario usar enormes granjas de minado o tarjetas gráficas de alta gama para ello, ya que al no haber minado no se va incrementando la dificultad como ha ocurrido con Bitcoin. Esto tiene una ventaja añadida: desaparece el enorme gasto energético que supone Bitcoin, por ejemplo.

Descubre a más detalle como funciona IOTA en el siguiente enlace: http://bit.ly/2rmSeod


[1] IOTA y El Internet de las Cosas. Marketingdirecto.com. 2018

[2] IOTA, la criptomoneda sin Blockchain que ha crecido un 1000% en un mes. Xataka. 2018

Categorías